Grupo

Revestimientos cerámicos

Las masillas antiácidas son utilizadas para juntas horizontales y verticales en revestimientos combinados o como capa de estanqueidad en revestimientos cerámicos de un depósito o para la colocación de losetas o ladrillos. Es decir, estas masillas se aplican para unir en los revestimientos antiácidos el material cerámico con la capa de estanqueidad y también las de losetas y ladrillos entre si.

Aquí juegan hoy en día un papel decisivo innovadoras masillas de resinas de reacción y de silicatos.

Resinas reactivas:

  • Resinas furánicas 
  • Resinas fenólicas 
  • Resinas epóxicas
  • Resinas de poliester insaturado
  • Resinas de vinilester

Para revestimientos combinados y revestimientos de suelos se colocan principalmente losetas o ladrillos cerámicos (según DIN EN 14879), cuyo espesor viene determinado por los ataques mecánicos o en su caso, térmicos, previstos.

Dependiendo su forma de aplicación, las masillas pueden distinguirse en grupos:

Masilla de enlechado y rejunteo
Masilla de enlechado y rejunteo debido a su buen ajuste con el material, son apropiadas para colocación de losetas y ladrillos “a junta llena”.

Masilla enlechado fino
La masilla para enlechado fino se aplica sobre la superficie mediante espátula dentada. En el lecho formado con un espesor determinado se colocan las losetas a junta vacía.

Mortero seco
Las masillas se colocan como masilla para juntas en losetas colocadas a junta vacía o mediante un inyector.

  • Revestimiento de goma de doble capa y revestimiento doble de ladrillo de carbono en una cuba de decapado de acero inoxidable.
  • Cubas de aclarado revestidos con protección cerámica adicional contra el desgaste.
  • Tubuladuras de entrada de gases y rejilla autoportante de material cerámico antiácido.